El nuevo procedimiento de análisis de los gases de escape y del consumo WLTP (Worldwide Harmonized Light-Duty Vehicles Test Procedure) proporciona más transparencia y sustituye progresivamente al ciclo normalizado europeo (NEDC, nuevo ciclo europeo). El WLTP es obligatorio para todos los estados miembro de la UE; otros estados están sopesando su introducción más adelante.


Explicación sobre el WLTP y el ciclo normalizado europeo

A partir del 1 de septiembre de 2017, el WLTP introdujo un nuevo procedimiento de análisis de los gases de escape y del consumo que proporciona resultados más ajustados a la realidad de la conducción que el ciclo normalizado europeo vigente previamente. Todos los vehículos de nuevo desarrollo o vehículos equipados con nuevos equipos, se certifican según WLTP desde septiembre de 2017. A partir de septiembre de 2018, el WLTP será válido para todos los vehículos de nueva matriculación. De acuerdo con la normativa, smart certificará su gama de turismos con el WLTP hasta agosto de 2018. En la fase de transición, los vehículos se ofrecerán en paralelo con WLTP y con el ciclo normalizado europeo. Además, se dará un valor de consumo del ciclo normalizado europeo derivado de las condiciones marginales del WLTP, que también será superior. Este valor se podrá encontrar en la documentación de compra hasta 2020.

Explicación sobre el WLTP y el ciclo normalizado europeo

WLTP y ciclo normalizado europeo en comparación

  WLTP Ciclo normalizado europeo
Temperatura de inicio frío frío
Duración del ciclo 1800 s 1180 s
Tiempo de inactividad 242 s 267 s
Porcentaje de paradas 13,4% 22,6%
Distancia 23 262 m 10 931 m
Velocidad máxima 131,3 km/h 120 km/h
Velocidad media 46,5 km/h 33,35 km/h
Equipo opcional del modelo individual se tienen en cuenta para el peso, la aerodinámica, la resistencia a la rodadura, el uso de la red de a bordo; sin aire acondicionado no se tienen en cuenta excepto los neumáticos; 
sin aire acondicionado
Temperatura 23° C 25 +/- 5° C

¿Qué significa para mí como cliente?

La introducción del WLTP (Worldwide Harmonized Light Vehicle Test Procedure) garantiza mayor transparencia en cuanto al consumo de combustible. Los clientes se beneficiarán del WLTP, ya que establece un valor comparativo más realista para los valores de emisiones y de consumo de distintos modelos de vehículos. Sin embargo, otras condiciones marginales modificarán también los valores de consumo y de CO2: a causa del procedimiento, un vehículo idéntico desde el punto de vista técnico tiene un valor de consumo y de CO2 mayor en el WLTP que en el ciclo normalizado europeo (NEDC, nuevo ciclo europeo). Esto se debe, por ejemplo, a que en el nuevo ciclo se tienen en cuenta los equipos opcionales y las condiciones marginales son más estrictas.

El WLTP proporciona valores exactos.

El WLTP proporciona valores exactos.

Dado que el WLTP tiene en cuenta el equipamiento individual de los vehículos, los valores son más exactos que en el ciclo normalizado europeo, casi específicos por cada vehículo. Esto no cambia nada en el uso diario.
A partir de septiembre de 2017 se introdujo un nuevo procedimiento de análisis de los gases de escape y de consumo en la industria automovilística, todos los nuevos modelos de vehículos se comprueban con el ciclo WLTP. De forma paralela, se sigue determinando el valor de consumo del ciclo normalizado europeo y se mantiene como único valor de consumo válido en la documentación comercial.
smart irá certificando su gama de acuerdo con el WLTP hasta septiembre de 2018. A partir de ese momento, previsiblemente se indicarán los nuevos valores WLTP en todos los documentos de ventas y demás publicaciones. Los modelos de final de producción se indicarán con el consumo del ciclo normalizado europeo.

Introducción del ciclo WLTP.

Introducción del ciclo WLTP.

El WLTP tiene como objetivo la armonización mundial de los métodos de ensayo. Proporcionará resultados más cercanos a la realidad del tráfico que el procedimiento del ciclo normalizado europeo. Los vehículos usados no se ven afectados y conservarán sus valores certificados del ciclo normalizado europeo. Por lo menos hasta finales de 2020, se determinarán los valores WLTP y del ciclo normalizado europeo para todos los vehículos. Estos valores se encontrarán en paralelo en la documentación del vehículo desde el momento de la correspondiente certificación del vehículo. A partir de 2021, los valores de medición WLTP calculados serán los únicos valores de consumo y de emisiones para todos los turismos, siempre que el correspondiente estado de la UE haya adaptado su sistema fiscal. Las fases de prueba real del WLTP se abrevian con las siglas WLTC y están divididas en tres clases. Casi todos los turismos se prueban en la clase 3 del WLTC (Worldwide Harmonized Light-Duty Vehicles Test Cycle), válida para todos los turismos con una relación masa/potencia mayor que 34 kW/t (46 CV/t de peso en vacío).

El WLTP: mayor transparencia.

El WLTP: mayor transparencia.

Gracias al WLTP, los clientes de smart obtendrán valores de consumo específicos para el vehículo más realistas y transparentes. Sigue siendo posible realizar comparaciones entre modelos y fabricantes, pero los consumos determinados son más cercanos a la realidad cotidiana y tienen en cuenta factores más diferenciados que el ciclo normalizado europeo. smart apoya tanto unas pruebas de laboratorio nuevas y más realistas como las mediciones en carretera. Así se consigue más claridad, transparencia y seguridad para los clientes de smart. Con la introducción del WLTP y de RDE (Real Driving Emissions), se da un importante paso en dicha dirección.

¿Qué significa esto para los clientes?

¿Qué significa esto para los clientes?

En el futuro, los clientes podrán determinar mejor que actualmente el valor de emisiones de CO2 de su modelo de vehículo a través de la selección de equipos opcionales. Para proporcionar la mayor claridad y transparencia posibles, smart acompañará activamente las fases de introducción del WLTP e informará puntualmente a concesionarios y clientes. Esto incluirá una nueva forma de indicación en función del equipamiento: del modelo con el menor consumo energético hasta la versión con el mayor consumo energético. De forma numérica, esta gradación va desde «WLTP Low» (equipos opcionales mínimos) hasta «WLTP High» (equipos opcionales máximos).


Así puede solicitar sus resultados RDE.

Así puede solicitar sus resultados RDE.

Descubra las emisiones de su vehículo en condiciones reales.

Descubra las emisiones de su vehículo en condiciones reales.
El término Real Driving Emissions (RDE) describe el comportamiento de emisiones de gases de escape reales de vehículos, camiones y autobuses y autocares en el uso diario. Hasta ahora, la medición de los gases de escape para la homologación de tipo se realizaban exclusivamente en  bancos de ensayo. Desde la entrada en vigor de la legislación RDE (UE) 427/2016 en marzo de 2016, las emisiones deben medirse en un conducción y funcionamiento reales dentro de un marco definido. Junto con los valores límite RDE en conducción real, de cumplimiento obligatorio desde septiembre de 2017, es un paso significativo hacia un futuro con automóviles poco contaminantes.

Los resultados RDE de nuestros vehículos smart, que hemos recogido nosotros como fabricante y también servicios técnicos estatales de forma independiente, se pueden pedir indicando la familia de prueba PEMS de su vehículo smart a través del siguiente formulario. 


Preguntas frecuentes.

¿Qué es el WLTP?

La abreviatura WLTP significa Worldwide Harmonized Light-Duty Vehicle Test Procedure  y se trata de un procedimiento de prueba que determina los valores de consumo y de emisiones de un vehículo en un banco de ensayo de rodillos. Desde el 1 de septiembre de 2017, el WLTP ha ido introduciéndose progresivamente, sustituyendo al procedimiento previo , el ciclo normalizado europeo.

Gracias a su alineación dinámica, el WLTP se acerca mucho más a la circulación real. El WLTP se caracteriza por aceleraciones claramente mayores, además de por un perfil de conducción más dinámico. La velocidad máxima aumenta a 131  km/h, la velocidad media a 47 km/h.

El tiempo de marcha se alarga 10 minutos, el porcentaje de tiempo en autopista que se representa en los rodillos aumenta y, simultáneamente, se reduce el tiempo de inactividad. El trayecto se dobla hasta llegar a los 23 kilómetros.

Los puntos de acoplamiento se calculan previamente en función del vehículo y de su cadena cinemática. Todos los equipos opcionales que influyen en la aerodinámica del vehículo, la resistencia a la rodadura o el peso del vehículo, se incluyen en la valoración. El consumo de corriente del equipamiento de confort también hace que aumente el valor de emisiones de CO2. En la primera fase del WLTP, solo se excluye el  aire acondicionado. Con el WLTP, se introducirá un estándar vinculante para todo el mundo.

Los países de la UE son los primeros. Esto ayuda a comparar el consumo de combustible y las emisiones contaminantes de vehículos de distintos fabricantes. Además, los estándares contribuyen a que los organismos oficiales puedan controlar el cumplimiento  de los valores límite de gases de escape, tanto de  hidrocarburos (HC) como de monóxido de carbono (CO), óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas.

¿Qué es el WLTC?

Los ciclos de marcha del WLTP reciben el nombre de WLTC: Worldwide Harmonized Light-Duty Vehicles Test Cycle. Los distintos modelos de vehículos han desarrollado tres ciclos de marcha distintos en el WLTP, que consideran la relación masa/potencia. La mayor parte de los vehículos homologados en la UE, con una relación masa/potencia superior a 34 kW/t (46 CV/t), se asignan a la clase 3 del WLTC. El ciclo de prueba para vehículos de clase 3 se compone de cuatro partes: Low, Medium, High y Extra High, que simulan el uso del vehículo en ciudad y fuera de ella, así como en carretera de circulación rápida y autopista.

¿Qué es el ciclo normalizado europeo?

El NEDC (siglas en inglés de nuevo ciclo europeo) es el ciclo de prueba actual válido para turismos. El primer ciclo europeo entró en vigor en 1970, con el objetivo de poner a disposición de los clientes valores comparables y reproducibles independientes de los fabricantes. En 1992, el ciclo se extendió más allá del tráfico urbano. La velocidad media del ciclo normalizado europeo es baja, 34 km/h, al igual que las normas de aceleración y la velocidad máxima de 120 km/h. La composición del ciclo ya no se corresponde con la distribución media actual de los distintos porcentajes de trayectos.

En la medición no se incluyen la aerodinámica ni el peso ni· el consumo de energía de equipos adicionales o  funciones de confort, como el aire acondicionado, la radio o la calefacción de asiento. A esto se añaden parámetros tecnológicos que favorecen los errores.

La tecnología Start-Stop tiene una importancia mayor en el ciclo normalizado europeo, ya que este tiene un mayor porcentaje de tiempo de inactividad. En vehículos con cambio manual, no se tienen en cuenta parámetros específicos del vehículo para determinar los puntos de cambio de marcha.

En comparación con el uso real, esto puede conducir a grandes divergencias en el consumo. Debido al progreso técnico continuo, el ciclo NEDC ha quedado anticuado.

¿Qué es el RDE?

RDE significa Real Driving Emissions y es una prueba en carretera para comprobar las emisiones contaminantes. Describe el comportamiento de emisiones verificado de los vehículos en condiciones reales en carretera. Hasta ahora, la medición de los gases de escape para la homologación de tipo se realizaban exclusivamente en bancos de ensayo. Desde marzo de 2016, las emisiones deben medirse en conducción y funcionamiento reales dentro de un marco definido. Las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) y  de monóxido de carbono (CO) se miden con un aparato  EMS (Portable EmissionsMeasurement System). Más tarde, se determinan las emisiones de partículas. No se trata de un ciclo fijo especificado, se conduce y se mide en el tráfico cotidiano en cumplimiento del código de circulación alemán (StVO). Los vehículos se mueven entre 90 y 120 minutos en vías públicas, un tercio en ciudad, fuera de ciudad y en autopista, respectivamente. Para ciudad, la velocidad media está prevista entre 15 y 30 km/h, en autopista deben alcanzarse velocidades de 90 y al menos 110 km/h, pero no superiores a 145 km/h. La temperatura exterior debe estar entre 0 y 30 °C y el aire acondicionado conectado.

El recorrido de prueba no puede realizarse a más de 700 metros sobre el nivel del mar y solo puede existir una diferencia de altitud de 100 metros. Desde septiembre de 2017, los  valores límite de contaminantes Euro 6  deben tenerse en cuenta en las pruebas de carretera en RDE. En una primera etapa, esto es válido para los modelos nuevos por homologar desde el 1 de septiembre de 2017, y para todos los modelos a partir de septiembre del 1 de septiembre de 2019 como muy tarde.